¿Cuál es el mejor dispositivo para trabajar remotamente en Business Central?

Si trabajas en remoto habitualmente, estás teletrabajando debido al Covid-19 y/o vas a seguir trabajando desde casa durante unos meses más, debes preguntarte en qué dispositivo puedes trabajar más cómodamente con Dynamics 365 Business Central. Nuestra casa se ha convertido en nuestra nueva oficina, así que sigue leyendo. La respuesta es que depende, veamos de qué.

¿Cómo puedo acceder a Dynamics 365 Business Central?

 
En primer lugar, no está de más, recordar qué opciones tenemos para acceder a Business Central.

Web Client: Navegador web/ Web browser

Podemos iniciar sesión a Dynamics 365 Business Central Cloud desde el mismo portal de log in a Office 365. Una vez accedemos a nuestra sesión de Business Central, nos mostrará el Role Center, según nuestro perfil de trabajo y permisos.

En versiones anteriores había problemas y críticas en cuanto a la velocidad y rendimiento de este cliente, aunque hemos comprobado que ya están totalmente solucionadas.

Tablet app

Se puede descargar desde cualquier Marketplace: IOS, Android y Windows. La funcionalidad es la misma que en el cliente web, aunque cambia la interfaz de trabajo ya que el diseño se adapta al dispositivo teniendo en cuenta que lo sostenemos por los extremos con nuestras propias manos.

Por este motivo, si trabajamos con la tableta en orientación horizontal, los menús y principales botones se situarán a la izquierda de la pantalla. Es un cliente funcional, pero seguramente no podrás trabajar tan rápido como en un ordenador por el simple hecho de que estás trabajando directamente con tus dedos sin un ratón.

Phone app

Se trata de una aplicación más que instalas en tu teléfono. Como la app para tablet, está disponible en IOS, Android y Windows. Si no estás trabajando con la versión cloud de Business Central, seguramente tendrás que pedir a tu equipo de IT que realice cierta configuración en los servidores, pero si ya estás en la versión cloud, es muy sencillo. Tan solo tendrás que iniciar sesión con tu correo electrónico y contraseña y listos.

La interfaz de este cliente presenta un menú inferior, para que podamos acceder a él directamente con nuestros dedos y permite tanto scroll horizontal como vertical para la navegación. También podemos hacer zoom in i out como si estuviéramos visualizando una fotografía en nuestro móvil.

De hecho, tanto en Tablet como en móvil existen pocas restricciones de funcionalidades que no estén disponible. Ahora bien, como en el caso anterior, la velocidad de trabajo será más lenta porque estamos trabajando directamente con nuestros dedos.

Windows app

Realmente vemos que la utilizan muy pocos usuarios. Se puede descargar directamente de Appsource u otros marketplaces. Sería la app más similar en cuanto a experiencia al antiguo cliente Windows.

¿Cuándo trabajar con qué cliente?

 
Como habíamos avanzado al principio del artículo, la respuesta es “depende”. Aunque es una opinión que cambia de persona a persona, a continuación, podrás encontrar nuestras recomendaciones.

Utiliza la aplicación para teléfono cuando estés fuera de la oficina en una reunión o cuando quieras comprobar algún dato o quieras terminar alguna tarea puntual. Creemos que no es un cliente cómodo para realizar el 100% de una jornada.

Si estás en casa, en un modo de relax, pero quieres revisar datos o realizar alguna tarea puntual, recomendamos la aplicación para tableta. Como las tabletas suelen tener una superficie mayor, puede utilizarse para realizar tareas un poco más intensas que requieran más concentración.

En definitiva, nuestra mejor recomendación para un trabajo intenso en casa o en la oficina del 100% de la jornada es el cliente web (o también el Windows client en su defecto). Como puedes trabajar mediante teclado y ratón, podrás aprovechar al máximo los shortcuts y atajos y, en definitiva, ganarás agilidad en tu día a día.

Un poco de historia acerca de los clientes de Navision…

 
Cliente web, móvil, Tablet… No siempre en la historia del producto habíamos tenido a nuestro alcance tantos clientes para trabajar. De hecho, algunos de ellos son bastante recientes o ha sido en los últimos años que han conseguido todo el protagonismo. Veámoslo.

En las primeras versiones de Navision, prácticamente todo el equipo trabajaba desde la oficina. El ERP se instalaba en local en los equipos de cada trabajador y, por lo tanto, el equipo de IT estaba saturado con todo el trabajo de instalación y mantenimiento.

Unos años después, llegaron las VPN y tímidamente podíamos empezar a trabajar desde fuera de la oficina. Eso sí, con cierta complejidad y problemas de rendimiento importantes. El equipo de IT tenía además de Navision otro software que instalar y mantener, de manera que se le sumaba trabajo.

Con el tiempo, llegaron programas como Citrix y escritorios remotos, que corrían sobre un servidor, pero de manera remota. Se experimentaron ciertas mejoras de velocidad, se reducía tímidamente el trabajo de IT ya que eran plataformas más estables, pero se le sumaba el coste de una nueva licencia de software.

Con Dynamics NAV 2013 se introdujo el autoinstalador ‘OneClick Installer’, mediante el cual podíamos descargarnos Dynamics NAV desde un enlace. Con esta revolución se redujo el trabajo de los equipos de IT que lo tenían mucho más fácil para instalar y también para mantener actualizados todos los equipos de una misma oficina, ya que la gestión era centralizada. Esta tecnología, aunque presentada para NAV 2013 se ha mantenido hasta Dynamics 365 Business Central 14. Además, la cantidad de datos que se intercambiaba entre NAV y el servidor, era ligera.

Con la llegada reciente de Dynamics 365 Business Central 14, se mantuvo el autoinstalador mediante enlace. Por supuesto, también tenía ciertas limitaciones como, por ejemplo, no permitía utilizar la funcionalidad de editar en Excel. Azure se consolidó como hosting para cualquier tipo de aplicación y cada vez más clientes trabajaban ya sobre el cloud de Microsoft.

Y situándonos prácticamente en la actualidad, con las versiones posteriores a Dynamics 365 Business Central 14 (pero incluyo ya tímidamente con NAV 2017 y NAV 2018), los clientes empiezan a trabajar en el cloud. A partir de este punto, las capacidades de actualización automática se multiplican y el involucramiento de IT se reduce.

Se presentan los clientes web, móvil y tableta. Aunque el cliente web se empezó a introducir en versiones bastante anteriores de NAV, no se consideraba un cliente totalmente funcional, ya que no presentaba todas las capacidades del antiguo cliente de escritorio.

Para la llegada de Business Central Saas (Cloud Based), Microsoft invirtió mucho esfuerzo en convertir el cliente web (recordemos que ya no está disponible el cliente de escritorio) en un cliente funcional, rápido y práctico. Por ese motivo se mejoró la interfaz de trabajo, la rapidez de introducción de datos (con decenas de shortcuts y atajos de teclado), etc. En este nuevo paradigma, no existe soporte y mantenimiento por parte de IT, ya que es Microsoft quien se encarga de la gestión del entorno y el deployment es automático a través del inicio de sesión de Office 365 (por el cliente web) y correo electrónico (para móvil y tableta).

Por estos motivos, para trabajadores en remoto, los nuevos clientes disponibles para Dynamics 365 Business Central son ciertamente atractivos y pueden ser un motivo a considerar que ayude a decantar la balanza ante una migración de versión.

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.